Las nueces Howard tienen ciertas particularidades que las hacen únicas. Se trata de una variedad de elevado valor por su gran tamaño y extraordinaria calidad de su grano.

Prima hermana de Chandler, la variedad Howard fue creada por la Universidad Davis de California también mediante cruce de la variedad Pedro con el híbrido UC 56-224.

Su cáscara, algo más gruesa y dura que Chandler, sella muy bien, preservando más tiempo la calidad de su grano.

Su grano es también claro, aunque con un sabor más intenso que Chandler.

Castilla la Mancha y, en particular, Toledo, por su especial edafología, climatología y altitud, posee condiciones inmejorables para la producción de frutos secos en general y, de nueces, en particular. Las características de nuestros suelos y el clima de las vegas del Tajo, tan frío en invierno y tan cálido de en verano, nos permiten producir en Toledo una nuez Howard de gran tamaño y calidad.

La nueces Howard son ricas en taninos, compuestos presentes en el vino y en otros frutos de cáscara, los que las dota del característico regustillo tan apreciado por sus consumidores habituales.

Todas nuestras nueces se producen en nuestra explotación y se procesan en menos de 24 horas desde su recolección, gracias a que tenemos en la misma finca una planta de procesado con las más modernas instalaciones y estándares de calidad.

Además, al secarlas a baja temperatura preservando sus protecciones naturales naturalmente hidratadas, conseguimos que nuestras nueces mantengan por más tiempo sus cualidades organolépticas, diferenciándonos así de nuestros competidores, las nueces de importación.

Pero si lo que buscas es una nuez de calidad con un sabor más suave, pruebe nuestras nueces Chandler.




Ordenar por

30 artículos